lunes, 16 de enero de 2012

NO TODOS FUIMOS CULPABLES.POR ENGIE ALVAREZ




Lo escribi hace dos años, pero sigue vigente y seguira siendolo por mucho tiempo.

No todos fuimos culpables

Por Engie Alvarez.

... La mayoria de las respuestas que recibo en mis articulos sobre Cuba y la complicidad del pueblo cubano con el regimen comunista es la misma siempre: "todos fuimos culpables de que Fidel este ahi" y "todos aplaudimos". Frases que repiten hasta el cansancio sin detenerse a pensar todo lo que implica.

No todos aplaudimos ni todos fuimos culpables de que Castro este desangrando al pueblo hace 51 años, muchos (como yo) no habiamos nacido. Los culpables son los que aplaudieron al paso de la caravana por las calles en el 1959, los que se pusieron el traje de milicianos o milicianas, aquellos que fueron a aplaudir los interminables histericos discursos en la Plaza de la Revolucion, los que colocaron en sus puertas el cartel "Fidel esta es tu casa", o gritaron: "Paredon para saya y pantalon", los que pertenecieron a los Comites de Defensa de la Revolucion (CDR), la Federacion de Mujeres Cubanas (FMC), la Union de Jovenes Comunistas (UJC) o los que salieron en manadas a los actos de repudio golpeando, gritando escoria, gusano, entre otras ofensas irrepetibles por asquerosas.

Esos son los culpables, hubo y hay por miles quienes apoyaron y apoyan la tirania de Castro, los que chivatearon calumniando, con tal de subir un escalon y ser mas comunista que nadie, quizas para conseguir una lata de pintura, un mejor trabajo o una casa de microbrigada, sin importarle la suerte que corria el delatado.

Cuantos por culpa de ellos fueron fusilados, si pudieran hablar los fosos de la Cabaña, cuantos ecos de Viva Cristo Rey! se escucharian y cuantos lamentos saldrian de las paredes de las carceles cuando eran vilmente torturados los presos.

No Sres, no todos fuimos culpables del apoyo a Castro desde 1959 hasta la fecha, no quieran tapar sus errores metiendonos a todos en la olla para justificar sus bajezas.

Estos individuos de doble cara, oportunistas, traidores, que no eran mas que unos cobardes, desgraciadamente hoy en dia estan en el exilio, dandose golpes de pecho, jurando y perjurando que nunca pertenecieron a nada, ni aplaudieron a Fidel, ni mucho menos chivatearon a nadie.

Las nuevas generaciones que llegan a Miami, aspirantes a lideres anticomunistas, ansiosos de progranismos, no saben ni les importa saber la historia verdadera de la llegada de Castro al poder, asesinando, saquenado, masacrando, robando, ultrajando.

Ellos no conocen del dolor de aquellos que no bajaron la cabeza al comunismo, ni se doblegaron jamas.

Esos traen el odio en el tuetano de los huesos y despotrican su adoctrinamiento aprendido en las escuelas en contra de cubanos que se enfrentaron al regimen y merecen respeto, hombres y mujeres ya ancianos que les sobra los pantalones que a ellos les falto en Cuba.